domingo, 4 de diciembre de 2016

James Turrell . Video

https://www.youtube.com/watch?v=icTo8j02rx0

 https://www.youtube.com/watch?v=N2XwVG9QhWI


 https://www.youtube.com/watch?v=ddLobGYn8fM

 https://www.youtube.com/watch?v=akKpEgoMeNY

7 Velux DAYLIGHT symposium


http://thedaylightsite.com/call-for-papers-7th-velux-daylight-symposium-deadline-30-november-2016/

Maurici Ginés, luz y penumbra.



 En España los diseñadores de iluminación habéis constituido la Asociación Profesional de Diseñadores de Iluminación APDI, de la cual eres presidente. ¿Qué objetivos buscáis lograr?

 La APDI busca representar a un colectivo heterogéneo en el que el lenguaje común es la luz. También busca ampliar la cultura sobre iluminación arquitectónica de la sociedad, disminuir el consumo energético entendiendo que la mejor forma de ahorro es un planteamiento de iluminación inteligente, pretende mejorar un mercado apoyando criterios de calidad y diseño, fomentar el desarrollo académico del diseñador de iluminación en las universidades, conseguir que sea una profesión reconocida por las instituciones y entender que la iluminación no sólo es un elemento cuantificable sino también un elemento moldeable que produce sensaciones y permite que estemos y nos sintamos mejor.



http://www.lightecture.com/portfolio/maurici-gines-luz-y-penumbra/

“Animar los museos a través de la luz natural”. Andreas Schulz, iluminación museística




La luz solar es una de las razones que provoca el deterioro de las obras de arte expuestas. ¿Cómo se puede minimizar su impacto en un momento en que los arquitectos están introduciendo la luz natural como un elemento importante en los espacios expositivos?
 
En primer lugar, es cierto que hoy en día los arquitectos están más centrados en la luz natural que en la luz artificial. 

Hay numerosos museos sin ninguna fuente de luz natural en las áreas de exposición, lo que es muy triste. 

Para nosotros es fácil trabajar con la luz natural, así como con la  luz artificial, ya que tratamos de incorporarnos en los proyectos de los museos en la fase de planificación, antes de que la arquitectura esté fijada. 

Tratamos de influir en la implantación y distribución de  tragaluces y ventanas para los espacios de exposición, y eso significa no sólo encontrar el tamaño adecuado de estas aperturas, sino considerar toda la gama de la luz, desde la cantidad a la calidad, de la energía a los rayos ultra violetas y los parámetros de IR para una distribución uniforme. 

A finales de 2011 se publicará mucha información sobre la ampliación del Museo Staedel en Frankfurt, llevada a cabo por Schneider + Schumacher Architects y con diseño de iluminación nuestro. 

Se trata de un gran museo situado bajo un parque con tragaluces que iluminan las obras de arte situadas en el espacio de exposición bajo tierra. Todas las aberturas circulares de 1,5 a 2,5 metros de diámetro son claraboyas inteligente con un sistema de pantalla desarrollado especialmente para reducir al mínimo la entrada de luz natural con toldos y bloqueadores de luz y con fuentes de luz LED en casos de oscuridad.

¿La tendencia actual de combinar natural con luz artificial es una moda o una necesidad para reducir el consumo de energía?
 
No es una moda. En los tiempos actuales hay una necesidad de reducir el consumo de energía y la luz natural está disponible de forma gratuita… y revitaliza los espacios de una manera fácil y adecuada. 
Esto es muy importante, especialmente para aquellos museos que reciben la mayor parte de sus visitantes durante las vacaciones. A nadie le gusta visitar una exposición con luz artificial en el interior cuando el día es soleado en el exterior.



http://www.lightecture.com/portfolio/andreas-schulz/

Miguel Ángel Lorite, iluminación museográfica.

Actualmente los arquitectos están introduciendo la luz natural como un elemento importante en los espacios expositivos, sin embargo, es uno de los factores que provoca el deterioro de las obras de arte expuesto. ¿Cómo afrontan este reto?


 En la iluminación natural ha habido dos tendencias consolidadas muy enfrentadas ya que la luz natural es el agente más deteriorarte de todos, es incontrolable por cómo funciona. 

Dependiendo del tipo de museo ha existido la corriente de hacer cajas oscuras, o todo lo contrario. 

Cuando ha prevalecido la necesidad de conservación se han opacado los museos. Esto se ha hecho mal, la arquitectura sin luz no es arquitectura. 

Creo que en la arquitectura histórica se debe respetar la luz natural, ver como se rescata al máximo en zonas comunes, patios centrales, zonas de orientación norte donde se puede utilizar de forma que acompañe a la artificial. Y en los museos de nueva planta el arquitecto debería saber mucho sobre iluminación natural. 

Hay veces en que la luz natural ingresa estupendamente en la arquitectura y otras muchas veces no. ¿Qué habría que hacer? Un estudio científico es perfectamente posible, lo hemos hecho para algunos arquitectos. 

¿Puede ser compatible iluminar una obra de arte delicada solo con luz natural?

 No, porque hay circunstancias en latitudes muy luminosas en las que puede ocurrir que en un 20% o un 30% del horario de apertura del museo no se vea nada bien. 

La conciliación tiene que estar esencialmente en los museos más que en los paneles expositivos. 

Estamos en una sociedad que explota poco el jardín, los corredores, los pasadizos, restaurantes, librerías, estancias que no son espacios expositivos donde la luz natural tiene que existir, si es posible.

 http://www.lightecture.com/portfolio/miguel-angel-lorite-el-don-de-la-locuacidad/

Medición del consumo eléctrico


 

  Calcular el consumo eléctrico de un artefacto es relativamente sencillo, lo que debemos saber es cuantos watts de potencia tiene y multiplicarlo por la cantidad de tiempo en uso. La formula entonces es

Consumo (energía consumida)= Potencia * tiempo.
kWh = kW x h
Veremos un ejemplo bien sencillo, utilizando como aparato eléctrico 

bombillas de 100 W (100W = 0.1 kW).
  • Si la bombilla está encendida 1 hora el cálculo es: 0.1kW x 1 hora = 0.1 kWh
  • Si la bombilla está encendida 10 horas el cálculo es: 0.1kW x 10 horas = 1 kWh 
 Una vez que sabemos cuánto es el consumo eléctrico de un aparato, podemos luego calcular cuanto cuesta. 

Tomaremos como valor ejemplo una tarifa estimada en 0.15€ por kWh

Entonces simplemente multiplicamos: kWh x €. Por ejemplo: 30 kWh· 0,15 €/kWh = 4.5 €.



http://erenovable.com/medicion-del-consumo-electrico/